La guía más grande Para challas al detalle

51 donde fuera y ellos eligieron Ají. Ellos tenían mucho fortuna y podían sobrevenir favorito cualquier parte, pero eligieron Ají. Cuando llegaron a Santiago, en el hotel preguntaron por la playa más cercana. Cartagena, les dijeron, Ganadorí que se pasearon por todas las playas del Baños y, a la vuelta, justo cuando pasaban por la entrada de Melipilla, quedaron en pana en Vicuña Mackenna con Ortúzar. El chofer dijo aquí vamos a tener que ver si determinado nos puede ayudar. Mi abuelo dijo está admisiblemente, mientras usted lo arregla, vamos a entrar y seguro que habrá una plaza. Caminaron toda la entrada y encontraron la plaza, que Bancal un sitio eriazo, insuficiente, un tierral. Manuel dijo me gusta este pueblo, qué te parece que cuando volvamos a España hagamos una adquisición y algo hacemos en este pueblo, por lo menos ponemos una casa comercial, porque no había ni siquiera un despacho. Y ahí compraron todo el frente de la plaza. Figuraí comenzó una Bancal en Melipilla, donde los De la Presa fueron activos miembros de la comunidad en el comercio, la política, los deportes, el teatro y la inmigración, al provocar una oleada de ciudadanos españoles a quienes trajeron a trabajar en los negocios que formarían en Melipilla. Las familias Suárez, Ríquez, Villar, García, entre otras, se asentarían a partir del desnivel de los De la Presa. A más de cinco décadas de ese armonía con una plaza baldía, los De la Presa decidieron solucionar los problemas de las autoridades de una buena oportunidad y construir un teatro en el costado oriente de la Plaza de Armas. Lo hicieron en medio de la calle Serrano y frente a la estatua del marino melipillano. Un teatro?, se preguntaba la comunidad, invadida por la sorpresa y la antojo.

141 y melipillanas aún seguían saliendo a su acercamiento. Sólo con la supresión del teatro mismo, se originaría un daño sustancial del vínculo social y del sentido de comunidad en Melipilla. Este desmantelamiento social del teatro ocurrió en gran parte durante las décadas de 1980, bajo la dictadura militar, y 1990, durante los gobiernos locales democráticamente electos. Pudiendo resultar hasta curioso que la término de redemocratización chilena sea entendida en esta investigación como un período en que el vínculo social se mantuvo dañado una tiempo que la dictadura militar abandonó el poder. Como en la decenio de 1990 no hubo un diálogo ni una Décimo social sustancial en pos de un espacio cultural de aproximación, ni ni se construyó un teatro divulgado o un centro cultural y los polideportivos no fueron buenos sustitutos, formas de participación y apropiación ciudadana no encontraron suelo fértil para emerger.

60 en Melipilla por Sottolichio, pues de inmediato comenzó a cantar en Santiago bajo el nombre de Maruja Ravanal. Primero en Radio El Mercurio, los días martes y viernes, y luego en el Cloruro sódicoón Olimpia de calle Huérfanos, con la orquesta de Ramis Clar, haciéndose oír por todo el país gracias a las ondas de Radio Sian. Las actuaciones de Ravanal le granjearon buena crítica de la prensa santiaguina. El diario La Nación dijo que: Hace algunos díGanador tuvimos oportunidad de escuchar en CB 138 a la candidata que representó a Melipilla en el Concurso Miss Radiodifusión, Srta. Maruja Ravanal. Acostumbrados a apreciar las sólo discretas condiciones que reúnen varias de las postulantes a este importante concurso, nos llevamos una grata sorpresa con Maruja Ravanal, dadas sus excelentes condiciones para el tipo de la canción popular. Cumplió tres interpretaciones de canciones chilenas y lo hizo con trascendental oportunidad. Buena dicción, voz sensitiva y agradable, fueron sus principales cualidades 162. Al corto tiempo, Ravanal se convertiría en voz de radioteatros, compañíTriunfador teatrales y musicales que tenían en Santiago y en las giras nacionales sus principales públicos. A tal nivel llegó la popularidad de esta naciente figura en Melipilla, que su primera presentación en el Teatro Serrano, el mismo año 1941, tuvo un desborde de divulgado como nunca se había conocido, con incidentes que terminaron con la intervención de Carabineros, vidrios rotos y un detenido delante tamaño descontrol. Con Ravanal, la aspiración por desarrollar una disciplina artística estaba instalada en la ciudad y se ampliaba a las instituciones que se iban formando.

132 pacios para desarrollar el teatro. Seguí golpeando puertas, pero con los cambios tibios, siguió todo tibio. En el mismo sentido, para Enrique Valdés, unidad de los jóvenes que desde la resistencia cultural había trabajado a escalera local por el retorno a la democracia, con el Centro Cultural y Grupo Pehuén, todo se empantanó en un status quo que abandonó a lo bello-cultural. Tuvimos que irnos para la casa, nuestra última tocata fue en una expedición al sur. Acá de Representante quedó Jaime Jiménez y no fuimos ni agarrados para el hueveo. Se le asignaron unos fondos a la cueca, y nosotros teníamos un proyecto que no estaba en la examen de ellos, fue demasiado serio, con teatro, pintura, letras, educación, y no se abrieron las puertas como pensábamos. Aylwin estaba preocupado de otros temas que eran prioritarios con esta transición de mierda que no sabíamos si seguíamos en dictadura disfrazada o no. En este entorno, donde no había ninguna coordinación municipal por el crecimiento cultural, fueron las iniciativas particulares las que tuvieron impacto en la comunidad. La Parroquia San José Operario 285 de El Llano, siguió montando año tras año la obra que recreaba la pasión, crimen y resurrección de Jesús; Eduardo Mallea desplegó al interior del Colegio Melipilla talleres de teatro y la celebración de un Festival de Bandas y Fanfarrias, con agrupaciones de Chile y el extranjero; y un señorita Juan Mouras, titulado como intérprete musical en la Universidad de Chile, se asentó en Melipilla e inició, próximo a la familia Miric, compuesta por artistas, pintores y músicos, la Camerata 285 Luego citación Santa Teresa de Los Andes. de Estudios Musicales. En lugares como La Casona, la Catedral de Melipilla, y otras parroquias católicas y mormonas, se realizaron conciertos de guitarra clásica, violoncello y piano que contaron con figuras de primer nivel Doméstico, como la soprano Gabriela Lehman 286.

115 ción. Bancal Carmen Zaldívar, consorte del ex alcalde Alberto González Godoy, relegado en Río Bueno, sur de Pimiento, por orden de las autoridades militares. Tras la función exitosísima de El Burgués Gentilhombre, Carmen le escribió a su marido. Dolida por el afonía que enfrentó y el aislamiento que contrastaba con aquellos díFigura dulces en que todas las personas se les acercaban, le mencionó: Algunos amigos que tú pensabas tener no me saludaron. Yo, como siempre, digna, pensando mucho en ti, en nuestros hijos. No he dicho carencia, pero es bueno que esto pase, porque podemos valorar más el sacrificio que has hecho por la comunidad y esto nos tiene que blindar como comunidad. A pesar de todo, Monchito estuvo brillante 259. Monchito, sobrino de Carmen, Cuadro Ramón Núñez, a quien 3 mil personas vieron en tres funciones, una dedicada exclusivamente a escolares, otra de aderezo y una de despedida. En la ocasión fue notorio hijo ilustre de Melipilla, galardón que se sumaba al que años antes había recibido, cuando montó La Pérgola de las Flores en el estadio del Cuerpo de Bomberos. La labor de Mallea, para ese año, culminaría con un festival de coros organizado por el Colegio Alonso de Ercilla. Habiendo demostrado ser un gran movilizador, alcanzaría una categoría mítica con la presentación del lunes 11 Mayo de 1977, cuando en el Séptimo arte Palace se presentó el Coro de los Niños Cantores de Viena. Dada la pompa y el honor que sentía la ciudad, la bienvenida estuvo a cargo de Mallea, adyacente a capitanes y mayores de Carabineros, quienes recibieron primero al embajador austríaco 259 Afirmación de Rosa María González, hija del ex corregidor, respecto de la carta de su raíz. Alexander K. Otto, y luego a los menores que arribaron a las 18 horas a la ciudad en un camioneta que luego los llevó a la casa de la doctora Olivia Roldán de Estrellaís, en cuya morada se levantaron las banderas austríaca y chilena.

cit. Zegers, p. 51. Asimismo puede revisarse el sitio Web del Teatro ICTUS, apto en: (revisado en: diciembre de 2011). de izquierda, tenía un poder de palabra, un bla bla que convencía y lograba traer obras que creo que la Familia no entendía. Me acuerdo que en Pedro, Juan y Diego, en un momento echaban de la pega a individualidad de los personajes y salía una señAhora de atrás del escenario que era su compañera. Salía ella de un sitio medio azaroso, porque Bancal como el panorama nacional que se había ido a la chucha, casi llorando y dice: chapulines, chapulines. La Familia se cagaba de la risa, pero Bancal terrible, porque ella cloruro sódicoía con su niño en brazos a vender chapulines para poder engullir. Cosas Triunfadorí la Clan no las entendía, aunque ni nadie se iba a reír del gobierno, si estaba lleno de sapos. Mallea y sus buenas intenciones todavía verían la cara del fracaso, porque lo que debía ser un gran suceso para noviembre de 1977 terminó en un sonado traspié. Con semanas de anticipación se anunció la acto del Ballet del Teatro Colón. El teatro más prestigioso de América Latina se encontraba en una gira mundial y en su paso por Pimiento incluiría al Teatro Municipal de Viña del Mar, al Municipal de Santiago y al Palace de Melipilla. En ese equipo venía la primera danzadora Becerrada Segni, acompañada de Katy Gallo, Liliana Ivanoff, Liliana Martínez, Rodolfo Lancha, Gustavo Mollajoli y Leandro Regueiro. Lamentablemente para los productores, los números no cuadraron. Mallea, como principal promotor de la actividad y siendo director del Colegio Alonso de Ercilla, informó de un gordo endeudamiento que alcanzó los pesos, debido a la escasa concurrencia. Fue una primera campanada de alerta que no dañó sus intentos por promover actividades culturales. Pero Mallea luego no estaría tan solo. Su trabajo era observado por la municipalidad melipillana que formó una Comisión Cultural, dirigida por Héctor

23 8. CALEFACCION La calefacción funciona por medio de Radiadores y la Tº de cada unidad se regula por medio de un termostato que se encuentra en el living comedor o en el dormitorio principal. Este termostato activa una válvula que regula el paso de agua caliente a través de las cañeríFigura. Debe tener mucho cuidado cuando desee perforar el cielo de su unidad para instalar objetos tales como lámparas o cortinas, pues las cañeríVencedor de calefacción y de agua potable pasan a 2,5 cm del cielo. Para instalar lámparas se recomienda no perforar en un radio mayor a 5 cm de los arranques eléctricos y en cuanto a las cortinas hágalo no mas allá de 15 cm de la ventana. Asimismo no se debe perforar a más de 2 cm de espesor en la losa. Se recomienda encender la calefacción al inicio del otoño y desconectarla al terminar el invierno, para que su consumo por concepto de este servicio no resulte excesivo Uso de los Radiadores Las temperaturas superficiales de este radiador, están Internamente de los estándares y Normas actuales, y el contacto momentáneo con cualquier parte del artefacto, no debería causar daños.

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

47 Cuadro el de la competencia de guaguas, que en las fiestas patrias de 1930 ocupó un espacio privilegiado en la Plaza de Armas, premiando a la más robusta entre 30 que acudieron al llamado municipal. El ganador, de acuerdo a El Labrador, fue un Caprichoso encantador, rosado, rebosante de Lozanía, hijito del señor Armando Rivas y de la señAhora Tulia Palma de Rivas, avecindada en Los Guindos 136. Ese año, adyacente al gran pantalla sonoro, incluso debutaron las fiestas sonoras, gracias a Aguilera, a quien se le encomendó instalar un parlante en la Plaza de Armas frente al kiosco donde se ubicaba la banda de entre aqui músicos para animar la fiesta con un repertorio mayor. La innovación entretuvo a la concurrencia y dejó un tanto lastimada a la luego alicaída lado municipal, encargada, hasta ese entonces, de musicalizar todo festejo. La queja permanente recaía incluso en que, fuera de las festividades, los domingos no había cero que hacer en Melipilla, situación que a lo prolongado de los primaveras permanecería inalterable. Éste Cuadro quizás el halo propio de la identidad melipillana, que por estos días mostraría nuevamente una de sus caras: la renuencia a la construcción de un teatro municipal, a pesar de que el ansia del pueblo fuera lo contrario. Hay que recapacitar que en 1918 el regidor Vicente Elgueta había planteado la idea de sublevar un teatro municipal con una Construcción colonial. Su propuesta había sido realizada con arquitectos e ingenieros, y Vencedorí las autoridades y el pueblo aplaudieron su ocurrencia. Pero a poco circular supieron que el tesoro Específico no daba el ufano de no mediar un préstamo.

El Chile Perplejo, del avanzar sin transar al transar sin detener, Santiago de Ají, Ariel, 1998, p Human Rights Watch, Los límites de la tolerancia: arbitrio de expresión y debate público en Chile, Santiago de Pimiento, LOM Ediciones, 1998, p El Labrador, 8 de junio de homenaje a individuo de los padres del radioteatro y las telenovelas. Moya Grau terminaba de presentar la teleserie María José en Canal 13, la primera del rubro hecha en Chile, y con parte de ese elenco presentó A mí me lo contaron, sainete de Lucho Córdova y Américo Vargas. En estas actividades, Mallea siempre procuraba involucrar a los niños del colegio con los actores y actrices que acudían a la ciudad. Así, ese mediodía de junio, parte del estudiantado presentó una parodia de la misma teleserie con mariposas, enanos y una Comparsa de niño de pequeños animales. Los chicos lograban acercarse al teatro y lo harían una tiempo más, un mes después, con la puesta en decorado de Mi adorada idiota con Jael Unger, Gastón Quezada y Tennyson Ferrada en el mismo Palace. El afán teatral de Eduardo Mallea es recordado por su hijo Eduardo con las imágenes de una infancia en que veía pulular por su hogar a figuras de las tablas nacionales. En ese tiempo mi papá estaba a cargo del colegio Alonso de Ercilla, y le escribió una carta a Moya Grau, y él trajo todo el equipo de una teleserie que Bancal la única de ese entonces. Y de ahí empezó el vínculo. Posteriormente mi papá se encontró con un amigo: Ramón Núñez. Lo fue a ver a Santiago y empezaron a traer obras de las escuelas de teatro y del teatro de la Universidad Católica, con unos montajes que ahora no hay, una cosa tremenda, y se hacían temporadas en Melipilla. Y de ahí suma y sigue, vinieron todas las obras de la Católica, vino el teatro ICTUS, con Nissim Sharim, Delfina Guzmán, Silvia Piñeiro. Todas ellas eran mis tíTriunfador, pasaban en la casa, y asimismo empezó a traer espectáculos que ni él mismo se explicaba cómo podía traerlos

Es importante destacar que se debe evitar el arrojar otro tipo de utensilios, como pañales, algodones, toallas absorbentes, toallas femeninas, etc., por cuanto no están diseñadas para su disgregación en agua, lo que puede producir tapones en el mismo artefacto, o en otros lugares de las descargas generales. La empresa constructora se reserva el derecho a efectuar los cobros correspondientes a los gastos efectuados acertado por reparaciones cuya causa se debe a no cumplimiento de estas precauciones y recomendaciones. 6.3 Accesorios de Baños. En los baños se cuenta con los siguientes accesorios: Jabonera, Valet y Porta rollo. Cada uno de los accesorios está fijado al muro con tarugo y sellado con silicona. En el caso de los asientos de WC, estos están fijados con pernos metálicos, en unas perforaciones exclusivamente destinadas para esto, que permiten regularla con facilidad. En el caso de las duchas, éstas se atornillan a las griferíVencedor y se fijan al muro con tornillos siendo a la vez selladas con silicona con fungicida.

13, 2006, p El Mercurio, 21 de noviembre de El Labrador, 21 de junio de importante de espectadores, vieron en el teatro la sede para sus grandes veladas. La aparición de la radio fue igualmente un factor esencia en el auge del pugilismo, al ser fuente de narraciones épicas y de transmisiones en directo de sus combates. Pegados al receptor del Centro Social Católico melipillano estuvieron los fanáticos de Luis el escultor de mentones Vicentini en su combate contra Rocky Kansas, a quien el 14 de julio de 1924 derrotó en 11 rounds, en el Queensboro Stadium de Long Island, Nueva York. Vicentini y Estanislao el Tani Loayza fueron las figuras principales del box en Pimiento, mientras los créditos locales eran Antonio Franchini y Manuel Pailamilla, quienes se daban cita habitualmente en combates que se sucedían en promedio una ocasión al mes, con pugilatos preliminares y un imán peculiar: el Match Royal. En él, cuatro niños eran vendados y echados al ring para que repartieran golpes donde cayeran. Con el box el Colón no sumó puntos para ser un palacio, a pesar de que seguía con vida y alojó memorables jornadas. La encuentro de Luis Vicentini, en enero de 1925, fue un hito para la cultura popular al ser la primera gran figura del deporte Doméstico que arribó a Melipilla. Una exhibición en el perímetro de calle Valdés atrajo a una multitud de muchachos humildes, a la vez que su presencia en el Colón era aprovechada por las autoridades para exhibir películas educativas en salud, tendientes a frenar las muertes por tifus 124. Para 1925 era evidente que allí no se crearía el tránsito de una barraca a un palace. Este Cuadro el paso que en Estados 124 La higiene era una tarea imperiosa para las sociedades de la época, Ganadorí como la protección Militar de enfermedades. Chile sufrió entre 1918 y 1920 la asesinato de personas producto de la influenza

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

Y había un último autor, uno que marcaría todo el siglo XX y que sería el corazón de la construcción de teatros: el origen del cinematógrafo y su instalación en Pimiento. La irrupción del séptimo arte y su recibimiento en Melipilla En Francia, específicamente en el subterráneo del cloruro sódicoón Indio del Gran Café, emplazado en el N 14 del Boulevard des Capucines de la ciudad de Parejoís, los hermanos Louis y Auguste Lumière proyectaron durante 30 minutos imágenes en movimiento, con luz y personas vivas en una tela en que transcurría la vida misma. Los hermanos Lumière iniciaban y mostraban en diciembre de 1895 a 33 afortunados lo que más Delante se conocería como cinema e inundaría galpones, teatros, salas y biógrafos 78. Pimiento no atrasarseía en ser parte de este extraño invento y un año luego se proyectaron en una sala del Teatro Unión Central, de Santiago, las cintas Salida de los Obreros de la Industria, El Regador Regado, Aparición del Tren a la Ciudad, entre otros registros de un minuto y medio 79. La novedad impactó a la sociedad santiaguina y porteña, que para los primeros abriles de 1900 se habituaría a presenciar estas cortas proyecciones en 78 Explican Mouesca y Orellana que con el nombre de biógrafo comenzaron a conocerse las salas de exhibición de películas y del clase cinematográfico en sí, denominación que fue habitual hasta los abriles 40 en el país. Al respecto: Mouesca, J. & Orellana, C., Séptimo arte y Memoria del Siglo XX, Santiago de Chile, LOM ediciones, 1998, p En el Teatro Unión Central, en el año 1896, se transmitieron los primeros filmes de los hermanos Lumière. Al respecto: op. cit. Mouesca & Orellana, p

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *