Un arma secreta para challas de papel

25 Si de percibir hacienda se trataba, se necesitaba un zona más amplio que las casas de las autoridades y empresarios comunales. Ganadorí lo planteaba un conocido caballero 76, que en la nota titulada Sería Obra de Progreso, aparecía en El Comercio explicando la conveniencia de construir un teatro-circo en Melipilla, mediante el esfuerzo de la sociedad: Ustedes saben, que la velada organizada por la señorita Zúñiga produjo la suma de quinientos pesos más o menos, y si el mismo Corro de señoritas que tomaron parte, u otras sociedades, más el centro rebuscado pueril, aúnan sus esfuerzos y dieran periódicamente sus veladas, en poco tiempo se reuniría suficiente para la construcción de un teatro, aunque fuese de material fútil 77. Este tipo de reflexión caló hondo en la comunidad, porque existía más de un hacedor que favorecía la instalación de un teatro Triunfadorí en Melipilla. Primero, el edificio no debía ser pomposo, porque nulo en la Edificación citadina lo Bancal. Luego, el espíritu de incipiente progreso comercial y de sobreponerse a los daños del terremoto animaba al poblado a tener uno de los instrumentos constitutivos de una ciudad que se preciara de ser Almohadón del área. El tercer autor en cuestión, la venida del tren, había sido de tan poderoso aliento que los comercios florecían y podían atraer fácilmente a compañíCampeón artísticas de Santiago. Cuarto, la ciudad contaba con personas que estaban en condiciones de acudir números artísticos. Aún se agregaba 76 La praxis de citar personas indirectamente, bajo apodos, Campeóní como firmar notas con seudónimos o sin siquiera poner el crédito, eran prácticas habituales en los periódicos melipillanos de esta parte del siglo. 77 El Comercio, 6 de octubre de que la actividad circense en Melipilla Cuadro permanente, con habituales presentaciones de distintos circos que recorrían Santiago, la costa central, Melipilla, El Monte, Talagante, quedándose por semanas y meses, alojando peleas de box y actividades sociales al interior de las carpas.

247 El Labrador, 7 de junio de Melipilla seguía su vida sin tanta altercado como en otras zonas del país, aunque un tanto dislocada en su mojigato carácter por los espectáculos que comenzaban a conservarse a través de locales nocturnos como el night club Passapoga, situado a pocas cuadras de la Plaza de Armas, y shows revisteriles en el Gran pantalla Palace. La queja de la JUM fue que los encargados de esta clase de espectáculos, fijan su mirada no en lo artístico sino en lo económico, ubicándolos en la depreciación categoría de lo mercantil. Lo gafe de estos espectáculos no se limita sólo a lo antecedente, sino que incluso se debe asociar la desaparición total de censura en lo que a antigüedad se refiere; la mujer es considerada vil mercancía, que en lugar de enaltecerla, es denigrada como tal 248. Las dos caras de esta ciudad que se escandalizaba por lugares que siempre existieron, eran perceptibles para cualquier persona que observara a su más o menos. Para Pía Barros 249 todavía. La escritora nacida y criada en Melipilla, para los abriles setenta se arrimaba a una adolescencia y lozanía en que percibía un doble estándar evidente en diversos ámbitos. Melipilla siempre fue el ejemplo de las violencias, de las violencias peores, de las violencias de clase, de apartado, los huevones ataqueándose el pecho en culto y tirándose a todas las cabras que podían, los lugares de la Iglesia para los pirulos Delante y la resaca atrás. Pocos lugares reflejan tan admisiblemente la mierda que somos como Melipilla, con el prototipo del dueño de fundo, que lo es el almacenero aún en su barriada, con una cantidad de reglas no dichas, porque 248 El Labrador, 2 de octubre de Sobre la autora y su bibliografía: (Revisado en: diciembre de 2011)

Como resultado, Gutiérrez duró poco en el cargo, solamente un año, gracias a esta controversia que llegó a oídos de Respetable Pinochet. En una conversación en Pomaire, entreambos hombres de armas hablaron sobre los pormenores del comidillo melipillano. Qué dijo el dictador cuyos labios juraban memorizar todo lo que sucedía en el país?: Sí sé, sí sé algo. Él estaba al tanto de todo, yo le contaba al edecán y él le contaba al general, evoca Gutiérrez. Después, con Andrés Vicuña instalado en el municipio, la vida del Palace siguió sin sobresaltos, literalmente, pues en el día a día no se veía al conocido de antiguamente. Las quejas eran comunes. Si antiguamente era habitual que reclamaran por las incomodidades y condición insalubre del perímetro, posteriormente la molestia fue porque las palomas se colaban por el techo y los ratones desde el canal de regadío contiguo se aventuraban a juguetear entre las piernas de los espectadores. Pero claro, Bancal el único séptimo arte y en ocasiones las películas que arribaban eran éxitos de taquilla que llegaban al cinema antiguamente que el VHS con sendos lienzos ubicados a cada ala de la entrada. Con estas cintas y otras protagonizadas por los superhéroes de batalla, el Palace veía filas que giraban por la calle Manso hasta conservarse a Serrano y sus galeríTriunfador volvían a rugir, llenas de ruido cuando Sylvester Stallone noqueaba a sus rivales en cada round de la saga boxeril Rocky. Mas la cotidianeidad regresaba pronto, dotando a la Museo de un sabido estudiantil que encontró refugio para eludir a clases en la parte ingreso del cinematógrafo. Decenas de adolescentes se colaban a ver películas picarescas y de un erotismo que no alcanzaba gran magnitud, pero que en la imaginación púber se transformaba en una ventana de placer. Yo me había cambiado de colegio y fuimos al cinematógrafo con algunos compañeros nuevos, cuando me di cuenta que estaban mis antiguos compañeros cagados

22 En ese caldo de cultivo la ópera se hizo costumbre. Las compañíCampeón se quedaban en Pimiento durante meses, poliedro que el transporte desde Argentina se hacía a lomo de mula. Copiapó y Valparaíso fueron las primeras ciudades en contar con espacios aptos para la ópera, verdaderos teatros edificados por la opulencia minera en la zona, en el primer caso; y por su condición de ciudad puerto, con suscripción presencia de inmigrantes 66 y una actividad comercial frenética 67, en el caso de la segunda. Santiago fue la tercera en sumarse a esta fiebre operática al inaugurar el Teatro Municipal en 1857 con una capacidad total de personas. Las tres ciudades se habituaron a estos espectáculos que arribaban solamente en temporada de invierno europeo. El resto del tiempo, el Municipal se veía iluminado con recitales líricos y poéticos, veladas bufas, bailes de caridad, zarzuelas y teatro. Bancal evidente pero en esta época que amparar un espacio como el Municipal costaba una fortuna, y si bien la subvención municipal Bancal contundente, las diferentes concesiones debían averiguar mecanismos como la operación de palcos para suplir la merma, afectada aún más por el infeliz incendio de 1870 que dañó casi enteramente el edificio. Aún Ganadorí, desde 1857 a 1900 se estrenaron 63 óperas y se cional de la Civilización y las Artes, 2010, p Valparaíso fue la ciudad chilena que mayor núpuro de extranjeros atrajo en torno a fines del siglo XIX y, de entre ellos, los españoles ocuparon posiciones de vanguardia. Navarro, C. & Estrada, B., Migración y redes de poder en América. El caso de los industriales españoles en Valparaíso en Revista Complutense de Historia de América, vol. 31, 2005, p Valparaíso es el puerto principal de Pimiento, la Nueva York de la costa pacífica de Sudamérica, siendo el mejor punto de negocios en la costa oeste (...) Tiene más o menos de 150 mil habitantes, pero su comercio es dos veces mayor que cualquiera ciudad de su tamaño en los Estados Unidos.

Todos ellos tenían papeles en pequeñCampeón comedias como Veraneando en Zapallar, de Eduardo Valenzuela Olivos, y sainetes cómicos como La Guerrilla de Don Ladislao, de Pedro Malbrán. Esta burbujeo llegó a tanto, que incluso en 1922 la Fiesta de la Primavera melipillana convocó a creadores nacionales y extranjeros residentes en Chile a un concurso rebuscado de sainetes y variedades, con premios en fortuna. En los meses y primaveras siguientes, arribaría a Melipilla una serie de montajes de tipo cómico. La compañía de variedades Fernández Alarcón lo hizo en tres ocasiones durante 1923, con el sainete de Carlos Cariola, Entre gallos y medianoche ; El sueño del vaquero, de Nicanor de la Sotta; y Almas perdidas, de Antonio Acevedo. Sobre esta última, La Nación llamaba la atención por ser una obra que tenía en expectación a todo Chile 119. Y Bancal Triunfadorí, pues se trataba de un drama con musculoso crítica social, tal como en Militar era la obra de Acevedo y él mismo, un anarquista, carpintero, dramaturgo e investigador, figura consular del teatro en Ají durante la primera medio del siglo XX. Con estas obras en decorado, Melipilla se las arreglaba para montar en sus espacios parte significativa de lo que sucedía en un teatro chileno en constante crecimiento. Pero el Colón era un negocio y siguió fiel a espectáculos de música y variedades, novedosos y atractivos. Cantantes y actrices como Elsa Alarcón, Gabriela Ubilla y Olga Donoso ponían sus nombres en carteles, con actores cómicos como el mítico Pepe Rojas 120, quien visitó la ciudad siendo parte de la Compañía Chilena de Comedias de Alejandro Campos, con la obra La apero vacía, de Juan Manuel Rodríguez. 119 La Nación, del 23 de mayo de Rojas acogería en 1961 el Premio Doméstico de Arte, mención teatro

De este modo, la tela otrora blanca tomó una tonalidad amarillenta. tretención. Al principio como niño uno tenía golpe a ese tipo de películas, que eran increíbles, Encima que daban dos por el precio de una. Los televisores eran chicos y se veían mal, porque no había cable. Ir al cine era otra cosa, Por otra parte era masivo, Bancal un panorama, es el rememoración de Tapia. La decenio perdida de 1980 Si los primaveras sesenta vieron nacer festivales estudiantiles; y los setentas cuando se pudo testimoniaron un quehacer cultural Específico y teatral; la lapso del ochenta significó para Melipilla la mera sobrevivencia de algunas viejas tradiciones artísticas y culturales, en medio de un permanente desaliento que tenía un teatro cerrado, otro que no les daba cabida suficiente y tampoco tenía interés en el desarrollo de las artes en su espacio, menos que llegara algún productor con un espectáculo bajo el protector. La ciudad gustaba cada día más de la televisión. Programas de humor y entretención, con invitados en estelares nocturnos, acercaban a las familias a un garbo testimonial, donde el living Cuadro el palco para ver a figuras mundiales en la pantalla de la casa. El ventajoso cambio del dólar permitió traer a Salvación Gaynor, Barry White, Grace Jones y Neil Sedaka a las estaciones televisivas, beneficiadas tanto con la modificación de la tasa cambiaria como con el término de la prohibición para difundir publicidad 271. Las antenas proliferaron. Gracias a la maestría en su ubicación y orientación era posible ver las transmisiones del Mundial España 1982 y el pugilismo, con dos campeones chilenos, 271 Desde 1977, los canales de tele pudieron interrumpir sus transmisiones con publicidad

98 el resto del tiempo se dedicaban a reír, exhalar chistes, zapatear cuando vinieran los jinetes en sus caballos, ingerir, Absorber, desprenderse de forma sonora de sus gases intestinales, que caían sobre los de platea en momentos de mudez. A eso de las 18 horas la función llegaba a su fin, Jorge y sus amigos bajaban de la galería, las micros con destino a Popeta, Culiprán, María Pinto y tantos lugares se llenaban para volver en una semana. Chile y México tenían en Melipilla la confirmación de una relación de grande aprecioío musical y fílmico. El Palace fue declarante de festivales musicales donde la música ranchera marcaba una presencia arrolladora. Con este fanatismo, no fue raro que el manifiesto se agolpara ante la llegada del cantante Demetrio González, un castellano arraigado de muy niño en México que para agosto de 1969, data de su acto, había participado en 32 filmes y Bancal considerado unidad de los más grandes cantantes de la música azteca con su voz de barítono. Unida a su simpatía va esa maravillosa voz que hacía mucho tiempo que no deleitaba a los oídos de la Clan intolerante. Para enero se anuncia la encuentro de Decisión Lamarque 223, publicaba El Labrador, en el reflejo de una jornada inolvidable y el anuncio de lo que sería una de las noches más iluminadas para la pequeña entrada metropolitana. El Súper Show 007 La música de la Nueva Ola igualmente era un objeto de culto, llevado al paroxismo en las presentaciones de artistas tan idolatrados como José Alfredo Pollo Fuentes, Cecilia, Buddy Ri- 223 El Labrador, 6 de agosto de chard y tantos otros. La cantidad de cantantes nacionales era inscripción y el mercado lo llevaba acertadamente en un espacio donde igualmente cabían intérpretes extranjeros, que en variadas oportunidades venían a Ají, en el caso de los hispanohablantes.

20 fiestas locales: el Carnaval (en el mes de febrero), las fiestas patrias (17, 18 y 19 de septiembre), el aniversario de la ciudad (11 de octubre), la Fiesta de la Primavera (octubre y/o noviembre) y el año nuevo (31 de diciembre). Todas ellas contaban con la existencia de buen clima para actividades al flato atrevido. Y bajo techo se añadía el espectáculo de los circos, la entretención más sonada para una ciudad de tierra y carretas, con permanentes visitas y estadíVencedor prolongadas en los céntricos y diversos espacios que se les facilitaban para su funcionamiento 61. En este préstamo o arriendo, siempre las autoridades acordaban con el dueño o administrador del circo la posibilidad de hacer reuniones masivas y actos para la comunidad, tomando en cuenta la amplitud y el carácter popular de los circos, que no existían en otro circuito cerrado. El panorama melipillano en el epílogo del siglo XIX Cuadro el de un municipio muy insuficiente en el situación de una sinceridad consonante. Se tenía para subsistir, pero el erario consistorial pedía apoyos hasta para empedrar una sola calle y asfaltar una simple vereda. El hospital subsistía por el atención de la auxilio y la abnegada bordadura de las Hermanas Hospitalarias; el agua se sacaba del río Maipo; las iglesias de La Merced y Santo Agustín no tenían torres; los árboles plantados por la municipalidad como gran inversión en 1897 se habían secado; los 150 faroles a parafina para iluminar las calles no podían funcionar por la merma del presupuesto y sólo se encendían los cercanos a los edificios públicos. 61 Variadas fuentes datan la aparición de circos a Pimiento en diversas fechas, que abarcan la segunda medio del siglo XIX y los inicios del siglo XX. Entre ellos están el circo a cargo del jinete ecuestre Giuseppe Chiarini, entre los abriles 1864 y 1869; por otro ala, en 1884 en lo alto al puerto de Valparaíso el Circo Toutman de la grupo Pacheco; y en 1907, se anuncia en el diario el Tarapacá la aparición del Circo Ponto a Iquique.

9 mos culturales valorables y patrones a imitar. Era todavía la máxima distracción ciudadana y, poco a poco, se convertía en individuo de los epicentros de la disputa por las narraciones que se ponían en diversión, y que tendrá con la irrupción traumática de la cuestión social una de sus primeras pugnas entre una alta y disminución cultura, y, como luego se mencionó, entre las estéticas europeas y la búsqueda de una estética propia. Durante el último cuarto del siglo XIX, el teatro asimismo se vuelve propiciador de una potencia creadora 15, pues progresivamente en suelo Doméstico se comienzan a crear obras y a formar compañías que florecen a partir de la zarzuela 16. Para 1900, Ají no obstante contaba con un historial en la creación teatral de este tipo, puesto que en los 30 abriles previos existieron dieciséis compañías de zarzuela. Los teatros se tornaron aún espacios necesarios para el expansión mismo de compañíVencedor teatrales. Si antes eran utilizados solamente para los montajes de elencos extranjeros o nacionales, a poco marchar se convirtieron en el emplazamiento para ensayos y en una carencia para las compañíFigura locales y sus comunidades, que interesadas en estar sobre el proscenio 17 formaban pequeñVencedor agrupaciones al tejadillo de ateneos y establecimientos educacionales. El teatro, como espacio social y primoroso, se constituyó, luego, en un sitio de avenencia, en donde su ausencia o presencia no Cuadro un asunto trivial para la actividad creadora y performativa del arte. 15 Op. cit. Piña, pp Op. cit. Piña, p Op. cit. Piña, pp Algunas cuestiones preliminares En particular, la historia social de los teatros en Melipilla está marcada por diversas transformaciones, hasta conservarse a la desastre de estos espacios.

3. Como medida práctica, siempre es conveniente sustentar un duplicado de cada una de las llaves de las puertas en un punto dispar al mismo área. Adicionalmente, se recomienda encarecidamente hacer cambio de las cerraduras o aceptablemente de combinación de los cilindros de la puerta de entrada en forma anticipada a la mudanza y ocupación de su departamento. En forma adicional se sugiere aún colocar una cerradura de seguridad. En este sentido, nuestra empresa no se hará responsable por robos y/o hurtos que pudieran ocurrir en su propiedad. 4. Un núsimple importante de pequeñGanador fisuras que suelen aparecer en las viviendas se puede calificar de normales y es producto de la retracción del fraguado del hormigón, atraques o uniones entre utensilios de distintos materiales prefabricados. Estas micro grietas no deben preocuparlo, pues está previsto que ocurran y su aparición es forzoso. Le solicitamos adivinar en detalle el punto 1.5. Por último, el cuidado y la mantención del Edificio dependen de Usted y del personal que en él labora, toda vivienda para que se conserve, tiene que ser cuidada y mantenida correcta y adecuadamente. Cuando se produzcan fallas, no espere y resuélvalas de inmediato para Triunfadorí evitar problemas mayores. Para acertar inicio al presente Manual del Propietario es importante señalar algunos aspectos generales que hay que observar al comenzar a hacer uso de su departamento, entre ellas distinguimos los siguientes: Las posibles modificaciones que se quieran hacer al unidad, sobre todo en el caso de fachadas, debe ser con previa autorización del Comité de Oficina.

48 La entre aqui opción triunfadora fue ésta, la de no embarcarse en una idea que durante todo este período se había levantado como queja y merecimiento de una comuna que aspiraba a estar al nivel de otras ciudades chilenas. En Melipilla el teatro municipal no iba a ser construido por el municipio, aunque igualmente se haría dueño de un edificio casi nuevo en poco tiempo más. A lo dilatado de 1930 nadie se manifestaría al respecto, pero la idea aunque rondaba en el Casino Español, el mismo donde seguían presentándose pequeñas obras de teatro, charlas, encuentros literarios y clases de música. Cuadro tal la vida y el aporte social del casino, Vencedorí como de los españoles, que algunos agradecían denodadamente su contribución a la ciudad. Este Cuadro el caso de El Labrador: Hay algunas colectividades extranjeras que son motivo de prestigio para algunas ciudades o regiones. Tal es, para Melipilla, la colonia ibérica. Formada por instrumentos activos, muchos de ellos no desmerecerían representar la vieja y honrada alma castellana 139. En aquellos salones de calle Merced, incluso se montaban obras que luego eran llevadas al Esmeralda, como la de la compañía venezolana liderada por Aurora Mendoza y Chico de la Peña 140, quienes tendrían una destacada carrera en el país caribeño. Cada año, el Esmeralda contaba con una programación donde las obras teatrales aparecían en dos o tres ocasiones. Los invitados seguían la misma tónica del Colón, con sainete y juguete cómico, a esta categoría todo un clásico y número fijo en las veladas bufas de las fiestas de la primavera en el mes de noviembre, y en beneficios, como los que se hacían a favor de la policía Particular o del Cuerpo de Bomberos. 139 El Labrador, 16 de octubre de Esta compañía se presentó el mes de septiembre de 1930 en Melipilla.

83 En esta ciudad tranquila, no tanto en la galería claro está, la antiguamente apaciguada pubescencia aparecía con el crecimiento de un espacio urbano y rural que se empinaba por las 40 mil personas, con una vida social, deportiva, cultural y comercial en la que poco a poco se tenía llegada a mayores fondos de consumo y en la que luego existían referentes a los que imitar. Estaban los cowboys de los caballos, los cigarros y la destreza, todavía los mexicanos que con su voz y cuerpo salían de la pantalla una y otra oportunidad para posarse en el proscenio del Serrano, tal como lo hizo la megaestrella del cine y el canto azteca: Miguel Aceves MejíTriunfador, quien se presentó próximo a Lola Beltrán 199 el lunes 29 de junio de Pero había un tercer referente que arremetía con la fuerza del rock and roll. Si en Valparaíso se empezaban a formar las primeras bandas de rock and roll con instrumentos traídos por los barcos mercantes, en Melipilla nacían Los Sonámbulos del Ritmo, animando todas las fiestas que se sucederían mensualmente. Los veinteañeros adquirían sus primeras motonetas italianas Vespa y Lambretta. El rugido de los motores irrumpía en las calles, al igual que los salones de pool, un vestir distinto y peinados sacados de revistas que se lucían en las concurridas fiestas del salón municipal. Celos y Revuelos, con Bill Halley en marzo de 1958 o Mister Rock and roll en 1959 con Little Richard, Alan Freed, Franie Lymon y Chuck Berry, mostraban en la pantalla del Serrano a los ídolos del momento y la forma 199 El rey del falsete y Beltrán eran a esa altura sendas figuras del gran pantalla y la canción latinoamericana, sobretodo Aceves MejíVencedor, quien protagonizó más de 60 películas y grabó más de mil canciones en 90 discos. Es considerado un ícono del tipo ranchero y para la plazo en que se presentó en Melipilla Bancal primera figura en la época dorada del cinema mexicano. de danzar el rock and roll.

20 En Militar, la posición de paso de energía de los interruptores automáticos que componen los tableros rebate al posterior esquema: Interruptor conectado: manilla de accionamiento en posición en lo alto. Interruptor desconectado: manilla de accionamiento en posición abajo. Operación cibernética por condición de Falta: manilla de accionamiento en posición intermedia. Para reconectar el interruptor es preciso, como operación previa, bajar completamente la manilla y luego levantarla hasta la posición superior. En caso que la desconexión persista, debe revisarse la instalación hasta detectar y reparar la falla. El plan pertenece a Asesoría e Inversiones Sergio Alemparte Eirl. y fue ejecutado por la empresa Inmelep Ltda. Todo el doctrina de canalización y alambrado de las instalaciones eléctricas ha sido ejecutado estrictamente de acuerdo al plan minucioso especialmente para ese objeto, y de acuerdo a todas las normativas vigentes. Aún se ejecutaron todas las canalizaciones de las corrientes débiles del tesina.

125 ma pantalla del televisor, sólo con un equipo, se podía disfrutar primero del formato Betamax y, luego, mediante el reproductor de VHS (Video Home System). El cinema se comenzó a rentar y disfrutar en casa, con una membresía en clubes de video que nacían progresivamente en la sustancia citadina. A estos espolonazos de la naturaleza y la tecnología, se sumaron los de la reconstrucción. Alvaro Gutiérrez fue el corregidor designado para encabezar estas faenas en Melipilla y poner orden en una comuna donde las ayudas nacionales se habían canalizado de forma desastrosa. Oficial de la Fuerza Aérea y heredero de españoles, Gutiérrez Cuadro de la generación de muchachos criados en el Teatro Serrano, época en que recuerda que la entretención Bancal el teatro, el teatro y el teatro. Nos juntábamos todas las familias de Melipilla, era todo un suceso. Y a veces más que las películas era un zona de reunión, porque se daban las conversas de los viejos a las futuro, en los foyer, se veían, comentaban, Bancal un zona súper agradable. El oficial de la aviación, de un carácter esforzado y poco cubo a las medias tintas, tuvo entre sus primeras tareas revisar los estados financieros y el plazo de patentes. Necesitaba inyectar bienes a las faenas de reconstrucción. En ese trabajo, recuerda que se encontró con serios problemas impositivos en el Cinematógrafo Palace y la Radiodifusión Serrano. Cómo había sucedido aquello en el mundo melipillano? Para Gutiérrez esto se explicaba porque la principal autoridad comunal previa a su llegada, el corregidor Rafael Morandé, guardaba un vínculo de amistad generosa con Massoud. Yo Bancal el caso raro, como tengo una itinerario de conducta ( ) él trataba de hacerse el grato de una u otra forma. Yo lo saludaba, pero hasta ahí nomás. Y empezó a hacer una campaña contra mí en la radio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *